La Seguridad Social pide prestado a sus empleados

Desde hace ya algunos años, la formación en las Entidades Gestoras de la Seguridad Social, ha pasado a ser de interés menor para la mayoría de sus trabajadores.

Las causas son muchas y variadas: imposibilidad de promocionar, carrera profesional inexistente, escasa  repercusión de la formación en las bases de los Macro Concursos, Planes de Formación obsoletos, etc.  Motivos que están en claro contraste con las grandilocuentes notas informativas que casi semanalmente solemos recibir, en las que se magnifica la indudable importancia de los Grupos de Trabajo de Formación, que evidentemente la tienen –la última reunión fue el 13 de diciembre-. Como no nos parezca mal  que “la gestión de la formación sea un objetivo fundamental”,  ni que se “unifiquen criterios en aras de un Acuerdo Único de Gestión para las Entidades Gestoras”. Olvidándonos en muchos casos de los problemas concretos con que se enfrentan los trabajadores que quieren ser formados. Es aquí donde se hace más palpable la escasa fluidez comunicativa entre la élite empresarial y sindical y los trabajadores.  Problemas concretos como pueda ser quien paga la estancia en el Centro de Formación de Pozuelo.

Centro por cierto, operativo desde hace ya algunos años –tras doce años de espera y más de 40 millones de coste: con una capacidad para 480 personas y dotado con veintisiete suites, auditorio, piscina climatizada, gimnasio, cafetería, restaurante y autoservicio -, y donde los trabajadores de la Seguridad Social que quieren ser formados, están obligados a residir, –ver fotos-

No es de recibo que los trabajadores que asistan a cursos de formación en Madrid, tengan que residir obligatoriamente en el Centro de Formación de Pozuelo y además pagárselo de su bolsillo. Así se desprende del Oficio remitido a las Direcciones Provinciales afectadas y el que se dice textualmente que:

“Los asistentes se alojaran en la Residencia del citado Centro de Formación, en la que se ha reservado el alojamiento y la manutención atendiendo las peticiones formuladas desde esa Dirección Provincial”… “a estos efectos se indica que el coste de los servicios que presta la residencia son los siguientes:

–         Alojamiento/desayuno 36,30€

–         Comida 10,70€

–         Cena 12,10 €

Se recuerda que los importes del alojamiento y manutención serán abonados directamente por los participantes a dicho establecimiento.”

No dudamos de que el coste final le será reembolsado al trabajador… aunque sea tarde. Pero entendemos que es a todas luces impresentable que un trabajador tenga que adelantar un dinero que igual le supone un quebranto en su economía doméstica –cerca de 300€, incluyendo taxis y estancia si el curso dura tres días-, dados los sueldos miserables con los que nos manejamos.

Son este tipo de decisiones fruto de la más rancia improvisación, las que acaban desincentivando el escaso interés que despierta la Formación entre los trabajadores de la Seguridad Social.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.